Primer año dibujando

Estoy demasiado feliz y necesito verbalizarlo, y qué mejor que acá, en mi espacio, contándoselo a ustedes, que tienen gran responsabilidad en todo esto.

Cuando empecé a dibujar lo hacía realmente mal (en serio), estaba complicada porque no sabía cómo hacerlo, qué lápices comprar, qué papeles, cómo combinar colores, ¿porqué chucha soy tan tiritonaaaa?. Tomé clases, aprendí lo básico para seguir practicando.

Comencé a subir fotos de mis dibujos (ya borré las primeras porque eran harrablas). Los únicos que me decían que dibujaba hermoso eran mis amigos (¡gracias chiquillos!). Me seguí comprando lápices, anotaba todas las frases que se me iban ocurriendo para dibujarlas después. Me estaba enamorando de dibujar y tenía muchas ganas de aprender cada vez más.

De pronto recibo gratis, y a pito de nada, una mala onda inexplicable y terrible de penca de parte de un par de personas que llevaban mucho más tiempo que yo haciendo lettering. Me “mandaron a leer”, me dijeron que “le faltaba el respeto al oficio”, “que esto no era un juego”. Lloré de rabia, lloré en serio. Me dio mucha pena porque yo los miraba para arriba, como fuente de inspiración. ¿Pero saben qué fue lo que más me dio? MUCHAS MÁS GANAS DE SEGUIR APRENDIENDO.

No perdí el tiempo defendiéndome, sino que aproveché, cada minuto, en seguir dibujando.

Se los juro por lo más sagrado: me da lo mismo dibujar lindo, feo, tener técnica perfecta. Me da lo mismo gustar o no gustarle a la gente. Eso no me motiva. Lo qué sí, me hace demasiado feliz haber aprendido a dibujar. Siento que puedo expresar muchas cosas, sobre todo hueás que tengo que decir (pero escritas en bonito).

Ha pasado un 1 año desde que empecé y ¿saben? Me sorprendo mucho de todo lo que he logrado. Nunca lo imaginé.

Agradezco con todo el corazón cada mensaje de ustedes, palabra linda, comentario de amors. Se los juro que sí. Todos, todos.

Algunos me han dicho que los “inspiro” y BUAAAAAA me da un pudor rarísimo y no sé qué hacerrrrrr, pero ¡se me aprieta la guata de amor! Es cuático ❤

Estoy FELIZ con todas las chiquillas que voy a conocer este verano en los talleres. Espero sea el inicio de muchas más cosas entretenidas.

Les quería decir lo último, antes de terminar esta lata de mercurio retrógrado pedrito engel: si alguien, alguna vez, sea quien sea, les llega a aportillar lo que hacen, loco, DE VERDAD MÁNDENLO A LA RECHUCHA

Cada uno elige qué hueá le hace feliz. Sigan siempre practicando, aprendiendo. Hagan las cosas de corazón. Si tienen dudas escríbanme, pregúntenme. Si puedo ayudarlos en lo que sea, lo voy a hacer.

Gracias por leer esta lata.

Un beso grande *se seca los mocos con la manga*

img_7381

 

**Si quieres compartir (sin fines de lucro) ésta, o cualquiera de las imágenes de delettering.com, debes SIEMPRE mencionar al autor, en este caso: yo. Gracias.

Publicado en: Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s