Cómo cuido mis pestañas

Me encantan las pestañas largas, frondosas y espesas y, como la naturaleza no siempre nos regala lo que queremos, los últimos años me he volcado a tratarlas con especial cuidado para mantenerlas lo más lindas posibles ❤

Las trato con cariño, no las restriego, las desmaquillo muy bien antes de dormir, jamás uso máscara waterproof (al menos mis pestañas no son tiesas y me hacen caso) ni menos de alguna marca de baja calidad (a estas alturas hay mucha variedad de productos baratos y de buena calidad).

Es bueno acostumbrarse a hidratar las pestañas como parte de la rutina de noche, yo lo hago con aceite de ricino (castor oil en inglés), el cual puedes comprar en cualquier farmacia y es enfermo de barato (luca el frasquito), lo aplicas en las noches después de desmaquillarte, con un cotonito o con los dedos, teniendo cuidado de que no te vaya a entrar en los ojos porque sino *spoiler* duele un poco.

También puedes usar la crema fortalecedora “K-lika” de farmacia Knopp, que contiene aceite de almendras, de coco, rosa mosqueta y bacalao, lo que ayudaría al crecimiento y fortalecimiento de las pestañas.

Yo he probado ambos productos y me ha funcionado perfecto. Si eres mateo y aplicas todas las noches prontamente verás algunos cambios, se notan más firmes, se caen mucho menos e, incluso, se sienten más largas ❤

Cuando me cabrié de encresparlas todos los días (siempre con cuchara, el encrespador me da pánico), quise probar con las extensiones de pestañas. Así fue como conocí a la Caro de @carolina_lashes (en Instagram) que, en menos de una hora, ¡me dejó como jirafa!

La Caro lleva años trabajando en embellecer pestañas, maneja distintas técnicas de extensión (técnica clásica -una a una- y volumen ruso), tiene estudios y certificación. Junto con ella también trabajan otras chicas que hacen ondulación, lifting y tinte de pestañas, perfilado y tinte de cejas (depilación con hilo), todo en un ambiente muy agradable, perfecto para ir a hacerse un cariñito de vez en cuando.

Tuve extensiones de pestañas por casi seis meses, manteniéndolas cada 15-20 días en manos de la Caro, y les puedo contar que es FABULOSO despertar con pestañas enormes y hermosas. Requiere de ciertos cuidados, eso sí, para que se mantengan bien: no hay que maquillarlas jamás, ni restregarlas. Mientras menos las toques, tanto mejor.

No molestan para nada, no se sienten, es como si realmente fueran tuyas 🙂

 

 

 

 

Soy de la idea de que siempre tenemos que recurrir a manos expertas cuando queremos intervenir nuestro cuerpo de cualquier manera, es por eso que les recomiendo a Carolina a ojos cerrados.

Pueden encontrar a la Caro en Av. Nueva Providencia 1363, Metro Manuel Montt, Providencia, y pedir una hora al teléfono +56983650669 o directamente en su agenda, en este enlace.

Publicado en: Blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s